Recicla tu PC(artículo de revista)

   Larga vida a nuestro amigo
 
Algunas ideas para aprovechar los últimos años de actividad de nuestro viejo PC.
Hay un montón de maneras de hacer un buen uso del hadware de aquel primer o segundo ordenador que compramos hace unos años y que ahora está apilado en algún rincón. Además, al tiempo que resolvemos una necesidad, ahorraremos unos euros y protegeremos el medio ambiente.
Cada año se acumulan millones de toneladas de chatarra informática. Una cantidad que va creciendo geométricamente año tras año, en parte por la rápida renovación del hardware y los componentes que integran nuestros equipos informáticos. Todas estas máquinas y dispositivos han sido relevados de su uso simplemente por no disponer de la potencia necesaria para ejecutar el último programa o juego que hipnotiza a sus porpietarios. Sin embrgo, no todos terminan en los contenedores de los puntos limpios dedicados a recogerlos, o por lo menos no deberían. Muchas veces, incluso el hardware que pensamos que está más desfasado es perfecto para llevar a cabo toda una amplia gama de tareas especializadas. Esto nos permitirá ahorrar dinero, al no tener que comprar sistemas nuevos, y de paso dar un uso a ese <<viejo trasto>> que tenemos guardado.
El objetivo de las siguientes páginas es ofreceros algunas interesantes ideas, siempre desde un punto de vista práctico, para los que se quieran poner manos a la obra. Algunas ya las hemos comentado en anteriores ocasiones, mientras que otras podríamos decir que <<son de nota>>. Por ejmplo, nuesto anticuado ordenador puede usarse como un sistema de entrada para conectar distintos equipos a Internet, ya sea en un entorno doméstico como en uno profesional. Otra utilidad puede ser transformarlo en un servidor para alojar nuestra propia página web. Asimismo, cada vez son más los usuarios aficionados a la música y al video que construyen sus propios servidores multimedia. De este modo, es posible tener acceso a través de Internet a sus extensas colecciones de música y películas en formato digital. Como centro de control, un PC desfasado puede llevar a cabo distintas tareas; por ejemplo, gestionar la actividad de diferentes cámaras web de forma simultánea o bien funcionar a modo de estación meteorológica. Las posibilidades son múltiples y su implementación generlamente muy sencilla. Aun así, es posible que muchas veces sea preciso mejorar los equipos (generalmente con un disco duro más grande), aunque siempre con la idea de que el gasto sea mínimo.
 
   Ampliación y segunda mano
 
Las distintas propuestas de este informe se centran en aprovechar un PC antiguo gastando lo mínimo imprescindible. Por lo general, si la máquina tiene ya unos cuantos años, nos será bastante complicado obtener componentes para reparar o mejorarla. Así, vamos a reducir las recomendaciones de ampliación a discos duros de cierta capacidad allí donde las aplicaciones que utilicemos lo precisen. No podemos olvidar que es posible conseguir unidades de docenas de <<gigas>> por precios inferiores a los cien euros, razón por la cual resulta una de las mejores más razonable de cuantas podemos realizar. Aumentar la memoria puede ser factible sólo si tenemos equipos no demasiado antiguos, que soporten SDRAM PC-133, cuyos módulos aún podemos encontrar en las tiendas. Para tecnologías anteriores, tendremos que recurrir al mercado de componentes usados, lo que supone arriesgarse en la compra de elementos en buen estado, encontrar lo que buscamos y pagar precios que a veces no resultan baratos. El resto de componentes, como la placa base o el procesador, será mejor que se queden como están, pues generalmente podrían costarnos más que adquirir otra máquina usada. Y es que no podemos olvidar que algunas empresas, como EDS (www.edseurodata.es), Harner Computer (www.hartnet.es) o IDC (www.id-com.es), nos ofrecen equipos de empresa, siempre de marca, reacondicionados y con ciertas garantías por precios que superan por poco los cien euros. Por ello, plantearse ampliaciones o mejoras que vayan más allá del citado disco duro cuando necesitamos muchos gigabytes para guardar música, vídeo y grandes ficheros, resulta poco rentable. En cualquier caso, y sin más preámbulos vamos a daros diez ideas (la décima publicada con más detalle en un práctico anexo) para resucitar PC antiguos que, aparentemente, se han quedado desfasados para vuestras tareas diarias. Para facilitaros un poquito el trabajo, hemos reunido en el apartado Software de la revista de nuestro DVD algunos de los programas comentados.
 
   Servidor multimedia con Nero
 
Transmite tus ficheros de audio y vídeo a través de la red que tengas en tu hogar.
Comenzamos con la posibilidad de convertir nuestra máquina en todo un servidor multimedia para transmitir audio y vídeo a otros PC en red. De esta forma, podremos colocar un equipo con un disco duro de gran capacidad que almacene todos nuestros MP3, DivX y demás ficheros multimedia. Para este uso, una solución muy recomendable es Nero MediaHome (www.nero.com). Según nuestra experiencia, un Pentium III a 700 MHz es más que adecuado para llevar a cabo procesos de streaming de vídeo para clientes a través de la red, ya que la decodificación siempre se realiza en el ordenador cliente. Entre los tipos de archivos que soporta esta aplicación se encuentran DivX, MPEG-2 y MPEG-4. MediaHome es un software que se distribuye en el paquete de Nero 6 Reloaded (69,99 euros). En cualquier caso, también es posible descargar una versión de prueba desde www.nero.com/esp/nero-prog.html. La instalación requiere que el programa se ubique en el servidor y el software de reproducción de DVD Nero ShowTjime en el cliente; ambos están incluidos en el paquete. Nero MediaHome organiza automáticamente archivos de audio, vídeo e imágenes en listas de reproducción y diferentes tipos de catálogos multimedia. Así, por ejemplo, es factible visualizar todas las pistas de música de un género específico en el cliente. Para su correcto funcionamiento, únicamente necesitaremos una tarjeta de red, preferiblemente un modelo de 100 Mbps en el caso de las infraestructuras de cable, y de 54 Mbps o más para las redes inalámbricas; así podremos tener ancho de banda más que suficiente. Una vez que hemos iniciado Nero MediaHome, especificaremos aquellos ficheros multimedia que estarán disponible para todos los clientes. A continuación, pincharemos en el botón Start Server. Paralelamente, todos aquellos que quieran disfrutar de los diferentes archivos compartidos utilizarán Nero ShowTime desde cualquier ordenador cliente.
 
   Streaming freeware con VLC
 
Conoce esta propuesta gratuita para crear un servidor multimedia en tu casa.
Siguiendo con la idea anterior, aunque buscando alternativas gratuitas, los archivos de música y vídeo también pueden distribuirse empleando un potente programa freeware, VLCMedia Player, disponible en www.videolan.org/vic o en nuestro DVD Actual. Éste también consta de un módulo servidor y otro cliente, aunque resulta algo más complejo de configurar y poner en funcionamiento. Con él, podremos transmitir en tiempo real películas en los formatos MPEG-1, MPEG-2, MPEG-4 Y DivX a través de una red local gestionada por un servidor multimedia VLC. Además, si disponemos de una tarjeta de TV, incluso será posilble transferir programas en directo. Este software soporta formatos de audio como MP3 y Ogg Vorbis. VLC Media Player se encuentra disponible para Windows y Mac, así como para un gran número de distribuciones Linux (Debian, Mandrake y SUSE, entre otras). Puesto que estas soluciones son compatiles entre sí, el servidor y los ordenadores clientes no tienen por qué ejecutar la misma. Al igual que con Nero MediaHome, es posible gestionar el servidor multimedia desde el PC a través de una interfaz web, de manera que puede estar ubicado en otra habitación. La configuración del servidor y el cliente es muy sencilla. Iniciamos VLC Media Player, seleccionando la opción Open file del menú File y, a continuación, elegimos UDP/RTP de la sección Network. Cuando esté hecho, aparecerá udp:// en la ventana de reproducción del cliente, siendo el momento de seleccionar los archivos de audio y vídeo que quieran retransmitirse. Por su parte, en el servidor seleccionamos el archivo mediante File/Open File y hacemos clic en el botón Browse. En el caso de transferir por streaming una película en DVD, un CD de audio o un VCD, debemos hacérselo saber al software a través de la sección Volume, donde especificaremos la letra de la unidad, así como el tipo de contenido. A continuación, elegimos Streaming Output en la sección Nerwork, establecemos el formato de salida con el protocolo UDP e introducimos la dirección IP del cliente que va a recibir el archivo. Con la opción Playlist del menú View, es posible elaborar una lista de reproducción. Pinchando en OK, podremos transmitir el material a través de la red para que sea visualizado en el ordenador cliente. Si queremos realizar un <<envio>> a todos los clientes de la red y no solamente a uno, el servidor utilizará un rango diferente de direcciones IP. Utilizamos las configuraciones que hemos mencionado arriba, pero si seleccionamos UDP como forma de salida, entonces especificaremos una dirección IP, como por ejemplo 239.255.7.7 (el rango de la dirección 239.255.xxx.xxx está especialmente reservado para este tipo de tareas) y elegiremos el puerto adecuado, como puede ser el 8080. Ahora tocará realizar las configuraciones oportunas en los ordenadores clientes. En la sección Nerwork, marcaremos la opción UDP/RTP Multicast y especificaremos la dirección IP del servidor (239.255.7.7), además del puerto apropiado. Lo único que restará será pulsar en OK. Si no estamos justo al lado del servidor, podemos hacer uso del control remoto a través de la interfaz web. En VLC Media Player, seleccionamos Add Interface y Web Interface del menú Settings. En el navegador introducimos la dirección IP del servidor con el puerto número 8080, por ejemplo, http://239.255.7.7:8080. Esta URL dará acceso a la interfaz web que nos permitirá organizar contenidos o ajustar el volumen. La lista de reproducción se encuentra también disponible aquí. Si se están retransmitiendo varios archivos a la vez o la red se encuentra cargada con gran cantidad de datos, tendremos que ajustar las opciones de ancho de banda. Para ello, abrimos las configuraciones de salida (Stream Output), marcamos las opciones Video codec o Audio codec en Transcoding options y especificamos las tasas de datos de audio y vídeo en Kits/seg. Probamos con distintos valores para así llegar a una configuración aceptable que muestre la mejor relación entre tasa de bits y calidad.
 
   Nuestra propia estación de radio
 
Conviértete sin salir de casa en el herdero de Gabilondo y hazte el amo de las ondas
Otra opción interesante, siguiendo en el ámbito multimedia, puede ser la instalación de nuestra propia estación de radio, dándonos la oportunidad de grabar nuestros propios programas y emitirlos a través de una red local o Internet. Para ello, debemos abrir el puerto correcto de nuestro router y, por supuesto, contar con un ancho de banda suficiente para acometer la subida de datos sin problemas. Para ello, podemos utilizar la aplicación Shoutcast de Nullsoft (www.shoutcast.com), que nos ayudará a elaborar nuestros propios programas de radio y retransmitirlos por la Red. Este software, que es gratuito, requiere un servidor Shoutcast DNAS, la aplicación Winamp (gratuita en www.winamp.com) y la instalación del plug-in Shoutcast (www.shoutcast.com/download/broadcast.phtml). Tras hacernos con todas estas aplicaciones, lo primero será cargar el servidor Shoutcast DNAS, que normalmente no necesita configuración alguna. Al abrirlo, se mostrará la ventana Monitor status. Una vez que instalemos Winamp y el plug-in Shoutcast DSP, crearemos una lista de reproducción con el primero. La abriremos utilizando la combinación de teclas Alt+E, mientras que agregamos los archivos de música con la L. Una vez que hemos reunido los distintos programas que queremos retransmitir, en Options/Preferences seleccionaremos Plugins, DSP/Effect y la entrada Nullsoft Shoutcast DSP. En la ventana Shoutcast Source que aparece, escogemos Output para introducir los detalles de nuestro servidor Shoutcast, por ejemplo en la casilla Adress debemos anotar la dirección IP de nuestro ordenador. Dejamos intacta la configuración del puerto (8000), al igual que la contraseña por defecto, aunque siqueremos cambiarla, tendremos que editar el archivo INI utilizado en el servidor Shoutcast para que todo funcione correctamente. A continuación, pinchamos en el botón Yellowpages y desactivamos la opción Make this Server public, de manera que se evite la retransmisión del servidor a Internet. Ahora teclearemos el nombre que queremos dar a nuestro servidor; en nuestro caso es fácil: Radio PCA. En la pestaña Encoder, especificamos la calidad de transmisión. La opción Encoder Settings nos permite ajustar la tasa de bits de audio. Resaltamos la pestaña Input y nos aseguramos de que se encuentra configurado como Winamp, para que podamos empezar a reproducir nuestra lista desde esta utilidad. Por último, volvemos a la pestaña Output y pinchamos en el botón Connect. Si todo va bien, los datos comenzarán a retransmitirse al servidor Shoutcast. Podemos ahora, desde otro ordenador de la red, comprobar que los archivos están disponibles para su disfrute. Lo haremos introduciendo la dirección IP y el puerto del servidor en el formato xxx.xxx.xxx.xxx:8000. El cliente conectará al servidor y comenzará a reproducir la retransmisión de audio. En caso de querer retransmitir archivos no basados en modulación PCM (como WMA o MP3), tendremos que configurar las opciones Input del plug-in optando por Soundcard input y por la entrada de línea. Después, pincharemos el botón Open Mixer para seleccionar la salida correcta de nuestra tarjeta de sonido.
 
   Laboratorio digital de medición
 
Transformar el ordenador en un osciloscopio con características avanzadas
Si lo quenos gusta es experimentar, este apartado puede resultarnos especialmente interesante, pero debemos estar preparados para desembolsar una cierta suma de dinero, dependiendo siempre de nuestras necesidades particulares. Con la ayuda de una serie de tarjetas de expansión especiales y accesorios de instrumentación externa, es posible convertir nuestro viejo ordenador en un completo laboratorio digital de medición. En comparación con los instrumentos de medida y control disponibles en el mercado, nuestra solución será mucho más económica. Las aplicaciones basadas en PC para medida y control más útiles se encuentran en el área de la electrónica. Así, por ejemplo, para controlar y registrar voltajes de hasta 30 vatios, el grabador de señales USB de cuatro canales Velleman PCS 10 (www.velleman.be) es una buena opción. Un ordenador antiguo puede ser tamién muy útil ara tareas de medida más complicadas, como por ejemplo las que lleva a cabo un osciloscopio de almacenamiento digital, que incluso no requiere una tarjeta de expansión. Por poco más de cien euros es posible adquirir el osciloscopio Pico ADC-40 (www.picotech.com), que lleva incorporado el software adecuado para realizar análisis de espectros. Para trabajos más complejos, Tie Pie (www.tiepie.nl/uk/home) ofrece un completo dispositivo USB (la compañía Kyhe Ingeniera, teléfono 93 218 50 47, se encarga de distriuir sus productos en España). Su Handyscope 3 combina cinco instrumentos de medida, así como simuladores para ingenieros electrónicos en un solo producto: osciloscopio, generador de funciones, analizadores de espectros, voltímetro de dos canales y grabador. Este aparato se comercializa  con distintas velocidades que van desde los 5 hasta los 100 MHz.
 
   Fax, contestador y proxy
 
La instalación de un software facilita su conversión en un centro de comunicaciones
Incluso en la época de las conexiones de banda ancha, los módems de 56 Kbps pueden llevar a cabo tareas típicas de fax y contextador automático por poco dinero. No importa que nuestro PC no disponga de uno, es posible adquirir un módem-fax analógico por un coste muy bajo. Además, no es preciso tener encendido el ordenador, ya que un gran número de dispositivos externos son capaces de recibir fax o mensajes de voz y guardarlos en la memoria interna con el PC apagado. Contamos con un gran número de soluciones de software para un módems RDSI y analógicos. Por ejemplo, por una minúscula inversión, Center Pro de V3 (www.v3fax.com) nos permite fácilmente configurar un centro de comunicaciones basado en un aparato analógico. También podemos hacernos con una versión gratuita aunque con funcionalidades limitadas. No obstante, la mayoría de los suministradores de este hardware acompañan su producto con algún tipo de software que incluye funciones básicas de fax y contestador automático. Asimismo, y si no disponemos de router ADSL/analógico y deseamos que más de una máquina acceda a Internet, podremos crear una verdadera pasarela a la Web con una simple tarjeta de red y un módem ADSL o analógico, además de un switch o un hub. De esta forma, tendremos que configurar la conexión a Internet en la máquina que vamos a utilizar y valernos de las funciones propias de XP para crear un servidor proxy. Es decir, iremos a Inicio/Panel de Control/Conexiones de Red, tras lo que haremos clic en el botón derecho sobre la conexión y seleccionaremos Propiedades. Pincharemos la pestaña Opciones avanzadas y seleccionaremos Permitir a usuarios de otras redes conectarse… Otra alternativa es recurrir a soft gratuito como FreeProxy (www.handcraftedsoftware.org). Después de estos pasos, con la ayuda del switch/hub, tendremos que conectar entre sí todas las máquinas, asignándolas una IP dentro del mismo rango, aunque es posible utilizar el estándar DHCP para que este proceso se lelve a cabo automáticamente. Para ello, podemos contar con un sistema servidor (Windows 2000/2003 Server) o recurrir a aplicaciones com. DHCP-Turbo 3 de Weird Solutions (www.weird-solutions.com). Esta utilidad proporciona un servidor DHCP gratuito para utilizar con hasta cinco clientes. Después de su instalación, determina las direcciones IP del cliente en el rango privado de 192.169.0.1 a 192.168.0.255 para dispositivos de red. En cualquier caso, en los equipos clientes habrá que acceder a la configuración del navegador web que utilicemos (Explorer, Firefox, Opera, etc) e introducir en el apartado de servidor proxy la IP de la máquina que actuará como servidor de conexiones.
 
   Servidor de páginas web
 
Si somos habilidosos no tenemos por qué acudir a un proveedor de hosting
Otra interesante función que podemos cubrir con nuestro viejo equipo es la de servidor de páginas web. Esta transformación es realmente sencilla con la aplicación Abyss PC de Aprelium, disponible en www.aprelium.com o en nuestro DVD Actual. Este programa gratuito de 112 Kbytes permite fácil y rápidamente subir nuestras páginas a Internet. También podremos llevar a cabo esta tarea con Windows XP directamente, aunque no todas las máquinas antiguas serán capaces de manejar este sistema operativo con soltura. Para empezar a trabajar, lo primero es asegurarnos de que las peticiones http de Internet se descargan en el ordenador que va a alojar nuestro futuro servidor web. Es decir, este requiere una dirección IP estática, además de un ancho de banda suficiente para ser capaz de servir contenido web razonablemente. También tendremos que redirigir el puerto TCP 80 de nuestro router hacia la IP de la red interna que corresponde al servidor web. A continuación, descargaremos y ejecutaremos Abyss. Una vez instalado, se abrirá automáticamente la página http://127.0.0.1:9999. A través de aquí gestionaremos las distintas funciones del servidor, pudiendo cambiar la ruta del lugar donde se alojan nuestras páginas web. Si queremos comprobar que funciona correctamente, es posible crear una página web y guardarla como index.html en la ruta del documento del servidor web. Podemos conseguir la dirección IP de la red LAN a la que pertenece ejecutando ipconfig en la ventana de comandos (Inicio/Ejecutar y escribimos cmd). Introduciremos la dirección que consigamos en un navegador para acceder a la página index.html del directorio httpdosx. Tras estos pasos, podremos poner a disposición de todos en Internet nuestra página web. Para averiguar la dirección IP que nos ha asignado nuestro proveedor, podemos acudir a www.cualesmiip.com, que nos mostrará la IP pública. A partir de aquí tendremos que contar con un dominio propio con gestión de zonas DNS incluido para poder crear un registro www que se redirija hacia nuestra IP estática. Otra alternativa gratuita es crear un subdominio gracias a servicios como el de DynDNS (www.dyndns.org), que facilita uno tipo [nombre].dyndns.org que aputne hacia nuestra IP estática o hacia la dinámica. Para que el sistema funcione, podemos utilizar la función DDNS que muchos routers incorporan o un programa cliente que se descarga desde la web de esta compañía. En ambos casos el objetivo es que se revise nuestra IP pública cada cierto tiempo y se actualice en el subdominio del DynDNS.
 
   Cámara de vigilancia
 
Aplaca tu instinto de voyeur con una webcam y el software adecuado
Ahora que están tan de moda los sistemas de videovigilancia, otra interesante idea que podemos aplicar es utilizar nuestra máquina como un sistema de vídeo remoto. Así, el software adecuado y una cámara web es todo lo que necesitamos para disfrutar de un centro de control doméstico o profesional. Los gastos no serán muchos, puesto que es posible encontrar una webcam USB a partir de 30 euros, aunque siempre teniendo en cuenta que para nuestro objetivo es recomendable decantarse por un modelo capaz de ofrecer como mínimo una resolución VGA (640×480 píxeles), de manera que obtengamos el nivel de detalle necesario. El componente decisivo para este uso es el software. Las aplicaciones que incorporan las cámaras web generalmente no son las más adecuadas, ya que cubren funciones demasiado básicas. Sin embargo, es posible adquirir por poco más de 20-30 euros utilidades que incorporen las características más importantes, como puedan ser la compensación de deslumbramientos, ajustes de brillo automático, sello de tiempo y la posibilidad de subir imágenes a través de FTP. La mayoría son shareware, de modo que podemos comprobar sus cualidades antes de adquirir el producto. Digno de mención son SupervisionCam (www.supervisioncam.com), Willing Webcam (www.willingsoftware.com), Vintasoft Webcam Active (www.vintasot.com). Cualquiera de ellas permite guardar localmente las imágenes o enviarlas a nuestra web. Algunos de los paquetes de software cuentan también con detección de movimiento y pueden incluso enviar un mensaje de texto a nuestro teléfono móvil si se descubre cualquier movimiento. El programa Active Webcam, disponible en www.pysoft.com, incluye su propio servidor web, pudiendo incluso retransmitir vídeo a una velocidad de hasta 20 frames por segundo. SupervisionCam y Vintasoft Webcam, también en nuestro DVD, posibilitan el ajuste de la compresión de vídeo a formato AVI, MPEG o DivX. Con 1-More-Web (www.1-more.com) también podemos convertir las imágenes a una pelicula en formato MPEG. Willing Webcam, por su parte, facilita la visualización de una imagen digital a modo de papel de escritorio. El número de aplicaciones dedicadas a gestionar varias cámaras web a la vez es bastante reducido. Sólo unos pocos productos son capaces de realizar este cometido. Por ejemplo, SupervisionCam controla cada dispositivo de captura a través de su propia ventana, además de ofrecer posibilidades de configuración totalmente independientes. A pesar de que Willing Webcam permite movernos entre las distintas cámaras, solamente una de ellas estará visible cada vez en la pantalla. Por último, WebCam Spy (www.webcamspy.de/en) es capaz de controlar hasta ocho aparatos. Eso sí, sólo permite ver lo que capta una a la vez, aunque se facilita bastante más ir de una a otra que con otras alternativas. Ademá, podemos hacer que se muestre la cámara que detecta movimiento o cambiar entre todas ellas en intervalos de tiempo determinados.
 
   Servidor de ficheros
 
Con Ben Hur 2 montamos un servidor sin ninguna complicación
Utilizando el potente sistema operativo Ben Hur 2
Anuncios

2 comentarios en “Recicla tu PC(artículo de revista)

  1. Para \’visualizar\’ el texto oculto, situar el ratón y mantener pulsado el botón del ratón hasta realizar una selección.

  2. Wonderful items from you, man. I have take into account your stuff previous to and you’re simply extremely magnificent. I really like what you’ve acquired here, certainly like what you’re saying and the way by which you say it. You are making it enjoyable and you continue to care for to stay it wise. I can not wait to learn much more from you. That is actually a tremendous website.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s