Una extraña verdad

   Esta historia ocurrió ya hace algún tiempo, concrétamente en el año 2001, y como prueba
de ello, tengo una cinta de video y unas cuantas fotografías. En realidad tras la experiencia,
de la cual fui testigo directo y en mis propias carnes viví, me propuse dejar una constancia
escrita en un diario que guardo en lugar seguro.(illa)Doy por descontado en este momento que
al seguir con la lectura seguro encontrarás similitudes con la verdad pués las personas que
aparecen lo son y si se molestan pués habrá que apalancar palante con las consecuencias , an
fan, mas o menos nos encontramos el 30 ó 29 ó 31 de diciembre 4 parejas en una casa rural del
valle de Abdalajis, el camino fue mas o menos tranquilo, a destacar que ya en el final del
camino las curvas eran muy esageradas y unos precipicios de dos pares…. hasta el pueblo
cercano a la "casa rural" nos llevaron mis padres a María José y a mi, y ya en el pueblo
nos recogieron Sergio y Capi, al llegar a la casa la cosa también fue muy tranquilita, las
vistas al ser de noche eran un poco oscuras pero sin embargo el lugar prometía, la verdad es
que al encontrarnos ya tod@s en el lugar estaba contento, pero todo empezo en esa misma noche
ya que al llegar nos advirtieron de que la noche anterior las habían pasao un poco "canutas" con
algunas paranoyas sobre niños que habitaban la casa y tal, la cosa es que al llegar nosotros
pués ellos ya habían pasado allí una noche enterita. Escojimos una habitación muy grande con una
cama de matrimonio y otras dos individuales más en la misma habitación, dispusimos todas nuestras
cosas en la habitación y nos duchamos, y fue cuando por primera vez en mi vida me sentí bastante
angustaio, la verdad es que nose si estaba un poco influenciao por la acción del cannabinol o si
ya estaba predispuesto a pasarlo realmente mal, recuerdo vagamente que también estaba muy liao
con una lectura reciente que había echo sobre Sigmund Freud y tal vez ese sea el hecho que marcó
mas la situación en la que me veia envuelto, en general no se trataba de ningún dolor físico ni de
ningún malestar del cuerpo, sino que más bien se trataba de aquello de "dejarme" llevar en lo que
creo recordar se llamaba "Asociación libre de ideas", en esta ocasión me sentía totalmente impotente
y no sabía como hacer frente al cacao mental por el que pasaba, no soy muy pródigo en expresarme pero
mas o menos era como si al "ser consciente" mi mente se evadia en el círculo yo-ello-superyo,
era cuestión de que cualquier conversación que mantenía se rodeaba de lo más absurdo, pensaba en el hecho
religioso de la situación en la que como digo me veia envuelto y me llenaba de la angustía más
extraña que hasta ese momento había sentio, la mezcla tan particular que había también me hacía aún mas
perderme en mis propios pensamientos, para explicar con una poca más exactitud la historía decir que al
ir a dormir fue la noche "mas horrible" en mi vida, tenía un miedo tan aterrador a lo de dejar de estar
consciente en aquel lugar que a la mañana siguiente era tan evidente que todo seguía "en su sitio" que
esa misma evidencia, me hacía sentir que había algo que no debía ir mu bien.
Ha día de hoy achaco que fue mi primera "experiencia" con la madurez, cosa de la que hablaré en otro
momento:-)